domingo, 19 de octubre de 2014

Sinaloense

que onda, ahí te mando esas fotos para ver que pedo, no busco contacto nomas enseñar acá tu sabe como esta el pedo si las públicas o no, ahí me avisas, me llamo Rafael we

CONTACTO

Nombre
Matias
Edad
19 años
Ubicación
chalco, estado de México
Busco
intercambiar fotos o hacer cam skype con chavos varoniles sin censura y conocer gente que viva al rededor de donde yo soy para platicar chido y a ver que se da de experiencia de heteros curiosones
Contacto
deja tu skype, whatsapp yo te agrego

Me excita encuerarme

Mando un aporte. Soy hetero exhibicionista muy pinche caliente.
Me excita encuerarme enfrente de hombres o en baños públicos.
Deja mi Mail x si hay algún fotógrafo en el sur del DF que quiera hacerme un estudio gratis.

Que hay

Ay les va batos su lechita y a dormir ¡mi primer aporte compas! ¡animo! solo compas machines y deportistas

Llegando de hechar la reta

Hechando de la weba un rato con ganas de una caguama bien fria.
elver_jarocho@outlook.com
Rolen whastapp

CONTACTO

Nombre
Jorge
Edad
24 años
Ubicación
guadalajara
Busco
intercambiar fotos con batos machines y una que otra paja por cam discreto
Contacto
anonimo

CONTACTO

Nombre
Ernesto
Edad
36 años
Ubicación
guadalajara, Jalisco
Busco
jalarmela con otro compa similar, chelas porno, todo tranquilo
Contacto
hooverphonic25@hotmail.com

Ahí nomas

Ahí te va esta por mientras al ratillo me tomo de verga y cuerpo morro, porque mi vieja me acaba de sacar toda la leche, para que las vallas viendo y digas que pedo

Una aporte más...

Desnudándome por diversión...

Por un amigo

¡Hola, amigos! Mi nombre es Marco y este no es un simple relato erótico, ha sido una de las experiencias más raras pero gratas que he vivido hasta la fecha y hoy quisiera compartirla con ustedes, saber sus opiniones y leer sus comentarios, Esta experiencia habla de dos hombres heterosexuales con una mente y confianza absoluta que demostraron que su amistad va más allá de un simple tabú…

***********

Un día después de mi cumpleaños, me llamó mi mejor amigo por teléfono a la casa – En ese tiempo vivía yo solo y mi familia se encontraba viviendo en otro estado de la república – la primera intensión de parte de Alain – Nombre de mi mejor amigo – era felicitarme de forma personal, ya que su trabajo le impidió ir a verme el mero día. Alain es dos años mayor que yo.

Pasada media hora por lo mucho, Alain llegó, me abrazo e igualmente me trajo una cajetilla de cigarros como regalo de cumpleaños ya que últimamente no le había ido bien en su trabajo y no pudo obsequiarme algo más, claro que para mí con solo verlo era suficiente, nunca fui de los que se interesa solo por los regalos. Pasadas las horas, ambos nos pusimos a charlar, como siempre, sobre sus cosas e igualmente las mías; entre tanto, noté que había una inquietud en él. Tras varios intentos de querer saber lo que él tenía, terminó por contarme lo que pasaba. Un día atrás se había peleado con su novia – Por lo que él me dijo las últimas veces que trataron de tener sexo, él no pudo excitarse y por lo tanto no pasaba absolutamente nada – Tal situación provocó un pleito entre ambos, hasta que pregunté e indagué en la situación.

Alain sabe perfectamente bien que soy una persona que no me espanto de ningún tema y por lo tanto siempre hemos hablado de una forma completamente abierta, sin embargo lo que me deparó el destino esa tarde/noche nunca me lo esperé… e ignoro si él tampoco.

Lo que recorría su mente era un sueño que había tenido desde varias semanas atrás. En la escuela de arte le tocó pintar el cuerpo humano masculino, un hombre desnudo posó para un salón de once alumnos, en una pose que para Alain era algo extrañamente provocativa. Por lo que me contó, la pose del modelo fue estar sentado en una mesa con las piernas abiertas, el torso encorvado hacia atrás y con la cabeza igualmente inclinada; para desgracia de mi amigo, él estaba justo frente a su circuncidado pene, a escasos dos metros de él. Alain nunca tuvo problemas para estas cosas, pero ese día el modelo terminó por excitarse sin razón aparente, nadie quiso prestar atención a tan curiosa situación por lo que los alumnos continuaron pintando sin respingar. El maestro estaba presente y obviamente tampoco quiso detener tal situación debido a que era una práctica definitiva para el curso escolar – Solo mencionó a todos “Hay que omitir ciertas cosas para no causar molestias a los sinodales”, entendiendo todos que nadie dibujaría un pene erecto. – Sin embargo, Alain notó que el modelo estaba sacando una cantidad considerable de lubricante. Esa misma noche de la clase con el modelo erecto, Alain me contó que tuvo un sueño erótico con ese hombre. En el sueño, ambos continuaban en el Aula de pintura y que aquel le esperaba de una forma aún más provocativa de cómo creyó verlo físicamente, mirándolo con lujuria y humedeciéndose los labios al mismo tiempo que ensalivaba su mano derecha para mojar la cabeza de su circuncidado pene sin dejar de ver a los ojos a Alain. Mi amigo no pudo resistir la tentación y apresuró a hincarse para comenzar a chuparle primeramente el glande hasta introducir todo el pene en su boca y al mismo tiempo masturbarlo mientras subía y bajaba su cabeza con gran ritmo. El final del sueño, una eyaculación en su boca así como la eyaculación del mismo Alain hizo que mi amigo se despertara completamente mojado y desconcertado. 

Su preocupación comenzaba porque él no dejaba de pensar en ese sueño. Esa tarde/noche en que comenzó a contarme todo con lujo de detalle, lo noté preocupado – Y acepto que de verdad me sorprendió la forma en que escuché de su boca tal relato y sobretodo con gran explicites – Sin embargo no podía darle a mostrar que estaba impresionado – Más no asustado – con el tema.

– ¿Y si me estoy volviendo puto…? – Me expresó con gran preocupación mientras deslizaba su mano por su frente y cabello. – Neta que desde entonces no puedo hacer que se me pare el pito con mi vieja.

Él estaba sudando y podía jurar que cada que mencionaba la palabra pene, eyaculación, erección o masturbación un hilo de baba quería escapar de su boca, pero lo intentaba disimular bien al sacar la lengua para fingir humedecer sus labios. Con palabras de aliento y llevando mi mano derecha a su hombro izquierdo, comencé a expresarle mi opinión, sin saber que aquí comenzaría todo.

– Güey, no tienes por qué pensar así – Le mencioné – Primero que nada debes estar consciente que está comprobado científicamente que todo hombre tiene por lo menos de uno a dos sueños eróticos homosexuales a lo largo de su vida, aunque la mayoría “Homofóbicos” no quieran aceptarlo. Pero eso no los hace Gay’s ni bisexuales si quiera.

– ¿Entonces…? Marco ¿Qué hago? – Me miró con la mirada entristecida.

– Tienes una de dos, güey, o te haces a la idea de que no eres gay y solo fue un simple sueño erótico cualquiera. O hazte a la idea de que ese sueño lo convertiste en una fantasía que tienes que cumplir.

Si saber que responderme, Alain abrió la boca para querer formular alguna palabra, pero lo único que hizo fue levantarse de golpe y asomarse a través de las cortinas de mi ventana que daba directo a la calle. Tras unos segundos, Alain se giró igualmente de golpe y comenzó...

– Claro, y seguramente voy a llegar con alguien y decirle ¡Qué onda, Güey! Oye mira tengo ganas de chuparte la verga ¿Me das chance? – Dijo con sarcasmo – ¡No mames, Marco, simplemente no mames!

Supe en ese momento que las cosas iban mal para él, pero siendo honestos no dejaría solo a mi único y mejor amigo, alguien que ha hecho por mi mucho e igualmente sé que me tiene la confianza suficiente para venir a contarme su actual situación, así que igualmente me puse en pie colocándome frente a él. Alain agachó la mirada. Le tomé de la barbilla e hice que me viera a los ojos.

– ¿Y para que quieres ir a buscar a otro lado?

Él me miró sin saber cómo responder, me abrazó con gran fuerza, y puedo asegurar que su pene se estaba poniendo duro – O a lo mejor era la sugestión que igualmente comenzaba a invadirme – para cualquiera de los casos, él simplemente volvió a mirarme a los ojos.

– No quiero hacerte pasar por esto, menos a ti, somos amigos y yo…

Interrumpiéndolo de golpe, llevé mi mano a su boca.

– Somos amigos y sé que tú igualmente harías cualquier cosa por mí…

Y las palabras sobraron después…

Alain se acercó a mi prontamente, me besó directamente en los labios cerrando los ojos, igual los cerré para no sugestionarme más.

Lo primero que sentí fue como sus brazos rodearon mi torso, la derecha bajaba a mis nalgas mientras su mano izquierda desabrochaba mi camisa quitándola casi de un solo movimiento. Abrí los ojos y él se alejó unos instantes – Imaginando yo que algo había pasado, pero no – Él se quitó la playera y comencé a escuchar sus jadeos como si hubiera corrido demasiado. Quitó mi cinturón y acto seguido se quitó el suyo, me aventó a la cama y me terminó de desvestir sin dejar de mirarme con ojos de seducción – Al parecer su sueño terminó de poseerlo, no lo reconocí en ese instante – Sin tardarse terminó de desvestirse y ambos ya estábamos completamente desnudos mirándonos el uno al otro.

Comencé a agitarme, acepto que se me paró de forma instantánea, él se trepó encima de mí y pensando yo que querría llegar a más, lo que hizo a continuación fue continuar besándome, tocándome desesperadamente con sus frías y húmedas manos de sudor mi pecho, seguido de mi abdomen y finalizando en mi erecto pene. No pude contenerme e igualmente bajé mi mano derecha hasta su pene.

– Debo aclarar que no era la primera vez que lo veía completamente desnudo. Ya que desde que lo conozco hemos tenido gran confianza a tal grado de bañarnos juntos o incluso ver porno cuando él se quedaba a dormir en mi casa y masturbarnos cada quien atendiendo lo suyo en aquellas veces; pero esta vez fue algo completamente distinto –

Su lengua comenzó a bajar y al poco tiempo estaba chupando mis pezones, sin darme cuenta metió la punta de su lengua a mi ombligo y finalizó el recorrido al tomar firmemente mi pene con su mano derecha y masturbarme un par de veces antes de llevarlo a su boca. Fue demasiado excitante esa sensación, incluso puedo asegurar que – Independientemente de la ocasión – No había sentido ese placer con ninguna mujer que me haya hecho sexo oral hasta antes de eso. Su cabeza se movía de arriba hacia debajo de forma consecutiva, su mano iba en la misma dirección masturbando al mismo tiempo que chupaba mi pene no circuncidado – Sensible al contacto de cualquier cosa con el glande que no paraba de palpitar – Lograba sentir su lengua, dientes e incluso la garganta de Alain en la punta de mi pene de una forma tan deliciosa que sin darme cuenta comencé a gemir y ya estaba apretando dos almohadas con mis dedos. Con su mano izquierda comenzó a masajear mis testículos, estirando delicadamente mi escroto y llevando posteriormente su boca a mi testículo izquierdo para succionarlo y sacarlo completamente húmedo. No me atrevía a mirar a mi mejor amigo en ese momento.

Minutos después él se puso en pie y me giré hacia él, estaba parado con su pene erecto y escurriendo lubricante, mismo que caía a mi zona pélvica; nuestra respiración era lo único que sonaba en la habitación. Intenté sentarme pero él se agachó un poco sin perder la postura y juntó su pene con el mío haciendo una doble masturbación; sus ojos estaban entrecerrados y su boca no dejaba de babear, temblaba su labio inferior. Me acerqué temeroso y él terminó haciendo lo mismo, otro beso tuvo que acompañar esa doble jalada que se sentía genial. Ambos glandes estaban juntos, jamás imaginé llegar a tener tal contacto con mi mejor amigo.

Alain se fijó en nuestros penes, escurrían ambos de lubricante, el cual tomó con las yemas de sus dedos y las llevó a sus labios e inmediatamente me besó sin darme tiempo si quiera de elegir. No pude más y fue en ese instante cuando lo cambie de lugar sin que entendiera las cosas, lo recosté con la cabeza hacia la cabecera de la cama y me dirigí al lado contrario, en ese momento decidí igualmente llevar su pene a mi boca, me puse encima y él comenzó a mamar mi glande, hice exactamente lo mismo que él me hacía a mí. Ambos no estamos circuncidados, por lo que él tomó con sus dientes mi prepucio, misma acción que hice con él – Lo escuché gemir por primera vez, eso me excitó más – Y pasó después su lengua sobre el interior de él. Continuó masturbando y mamándome el pene de una forma acelerada que pensé que me vendría pronto, e hice lo mismo. Él se incorporó y me acostó bocarriba alzando un poco mis piernas – Pensé que esto llegaría a un tono más elevado, pero no fue así – con su mano derecha tomó mi pene y continuó mamándolo mientras con su mano izquierda dejando extendido sus dedos pulgar e índice en forma de escuadra, introdujo el más largo en mi ano mientras el pulgar rosaba mi perineo, no dejé de gemir.

Al paso de varios minutos más, él se hincó dejando su pene elevado por encima del mío y gimiendo con gran placer eyaculó mientras su sudor escurría por su rostro, el semen lo lanzó de tal modo que cayera justo en la cabeza de mi pene, miré mi pito viéndolo completamente cubierto de sus mecos que escurrían lentamente – Ignoro si así eyacula siempre, según por lo que recordaba de las veces que nos masturbamos viendo porno, era una cantidad normal la que lanzábamos a nuestros respectivos trozos de papel higiénico anticipadamente preparados, pero esa vez juré que se vino en gran cantidad – Tras esto, él me miró, le sonreí y creí que ya todo había terminado, no esperaba yo eyacular, pues el objetivo se había alcanzado, la intensión era que Alain cumpliera su fantasía, pero sorpresa me llevé al ver cómo Alain recogía con su mano el semen que escurría por mi pene erecto y lo llevaba a mi glande, lo usó como lubricante para continuar masturbándome. No tardé mucho para que igual yo eyaculara y entre la mezcla de ambos líquidos seminales, Alain los recogió con su mano, tomó de la misma forma mi mano y solo recuerdo que me miró a los ojos diciéndome tímidamente.

– Gracias, güey, no sé qué más decir o hacer…

Yo sabía que al día siguiente me tocaba hacer aseo general en casa, y por lo tanto las cobijas y sábanas tendría que lavarlas de igual forma, por lo que me levante, abracé a mi mejor amigo, me tocó el corazón con su mano inseminada y llevó mi mano a su pecho para hacer la misma acción. Ambos nos recostamos desnudos en mi cama y sin limpiarnos o hacer más, nos quedamos recostados hasta quedarnos dormidos esa noche, abrazados.

En conclusión: Sin mencionar lo que pasó de forma detallada los días posteriores, puedo decir que actualmente mi mejor amigo se encuentra comprometido con su novia – Quien por cierto está embarazada y en un par de meses más dará a luz a un lindo chamaco – La fecha de la boda será en Abril de 2015; en mi caso, yo estoy felizmente con mi novia y – A pesar de no tener una fecha en concreto para formalizar, debido a que tenemos que continuar estudios respectivamente – puedo decir que la amo como no tienen una idea.

¿Cuál es mi opinión sobre lo que acabo de contar? Yo creo que es tiempo de dejarnos de los típicos y absurdos tabúes que nos dicen qué hacer y que pensar. No por tener un pensamiento erótico o sexual con un hombre nos hace homosexuales. Todos somos seres humanos y tenemos derecho a sentir y recorrer caminos que nos lleven a descubrirnos como persona. En mí no tan humilde opinión – Diría un personaje famoso de novelas y películas – “Peca más quien se engaña así mismo, que quien se muestra como es sin temor a las cosas”. Mi historia es esta, una experiencia que, más que alejar, unió más una amistad, porque si mi mejor amigo y yo – Ambos heterosexuales – cumplimos esta fantasía ¿Qué no haría yo por él o él por mí? Eso, señores, yo le llamo verdadera amistad aún en tiempos difíciles. Yo nunca dejé de ser Heterosexual ¿Y ustedes… que harían por un amigo?

Juzguen, comenten… les dejo mi correo electrónico por si quieren darme una opinión más concreta. Gracias por su atención.

blizzer_graims@hotmail.com